Opinión

Cinco cosas que he aprendido de Nelson Mandela, el legado que me ha dejado

Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA

Hoy hay un silencio ensordecedor. El planeta se ha detenido para tomar aliento y enjugarse las lágrimas.

Y es que, ¿cómo podemos soportar perder a un hombre como este?

Padre fundador de la Sudáfrica democrática

El mayor hombre de estado del África moderna

Héroe amado por toda una generación mundial

Nelson Rolihlahla Mandela ha significado muchas cosas para numerosas personas—era ese ser humano excepcional que realmente estuvo a la altura del mito—y nos ha retado a todos nosotros a hacer lo mismo.

Aquí están las cinco cosas que he aprendido de Madiba, el legado que me ha dejado.

1. Dignidad

“Porque ser libre no es solamente romper las propias cadenas, sino vivir de una forma que fortalezca y respete la libertad de los demás”.

Todos venimos al mundo con el derecho a la dignidad. Llegamos con la misma valía y extraordinario potencial. No obstante, la vida comienza inmediatamente a darnos forma, a incluirnos en categorías y a marcar límites a nuestro alrededor. Nelson Mandela nos recordaba que la dignidad inherente a cada uno de nosotros solo puede desarrollarse si abrazamos la libertad de todos.

2. Activismo

“No hay pasión alguna en conformarse y hacer el mínimo esfuerzo, ni en aceptar una vida que no esté a la altura de lo que cada uno es capaz de vivir”.

Tenemos la responsabilidad de actuar por lo que es justo y equitativo. En nuestro mundo siempre conectado, basta una chispa para iniciar un movimiento. Sin embargo, Mandela nos ha demostrado que el verdadero valor es comprometerse a ver el cambio a través de él.

3. Asociación

“Si quieres hacer la paz con tu enemigo, tienes que trabajar con él. Entonces se convierte en tu compañero”.

Si queremos que el cambio perdure en el tiempo, hemos de perdonar. El ganador del Premio Nobel de la Paz vivió siguiendo este ejemplo. Sería mucho más sencillo trabajar solo con quien está de acuerdo contigo. A través de una apreciación de la diversidad, el sabía instintivamente lo poderosas que las asociaciones pueden ser.

4. Raíces

“Soy el producto de África y de su largamente cultivada concepción de renacimiento que ahora puede llevarse a cabo para que todos sus hijos puedan jugar bajo el sol”.

No es suficiente aprender de la historia, sino que también hay que compartirla. Como joven criado en Bamako, fue necesaria la dedicación de personas como mis padres y profesores, así como la visión de líderes como Madiba, para mostrarme que podía ser todo aquello que quisiera. La historia se repite y ahora es nuestro turno de demostrar a la siguiente generación toda la esperanza y posibilidades que tenemos ante nosotros.

5. Optimismo

“Parte de ser optimista es mantener la cabeza apuntando al sol y los pies moviéndose hacia delante”.

Son pocas las personas que han compartido tal optimismo con el mundo. Cuando Madiba cogió en brazos en Soweto a un bebé sin VIH cuya madre era seropositiva, supe en mi corazón que una generación libre de sida era posible. Y cuando alcancemos este objetivo, también será parte de su legado.

ONUSIDA

El Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA) lidera e inspira al mundo para conseguir su visión compartida de cero nuevas infecciones por el VIH, cero discriminación y cero muertes relacionadas con el sida. El ONUSIDA reúne los esfuerzos de 11 organizaciones de las Naciones Unidas (ACNUR, UNICEF, PMA, PNUD, UNFPA, UNODC, ONU Mujeres, OIT, UNESCO, OMS y Banco Mundial) y trabaja en estrecha colaboración con asociados globales y nacionales para maximizar los resultados de la respuesta al sida. Acceda a más información en unaids.org y conecte con nosotros a través de Facebook y Twitter.

Centro de prensa

Descargar la versión imprimible (PDF)


Contacto

ONUSIDA Ginebra
Sophie Barton-Knott
tel. +41 79 514 6896 / +41 22 791 1697
bartonknotts@unaids.org


Región/país

Sudáfrica