Reportaje

El Presidente de Fiji se compromete a aliviar la carga del VIH entre las mujeres de la región del Pacífico

08 de marzo de 2012

Fotografía: (De izquierda a derecha): El coordinador residente de las Naciones Unidas, Knut Ostby, el director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé, y el presidente de Fiji, Ratu Epeli Nailatikau, fotografiados junto a varias representantes de diferentes centros escolares de Suva en una reunión conjunta de partes interesadas en esta ciudad el 8 de marzo, durante el Día Internacional de la Mujer.
Fotografía: UNAIDS/A. Nacola

Durante una reunión con motivo del Día Internacional de la Mujer en Suva, la capital de Fiji, el director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé, elogió al presidente Ratu Epeli Nailatikau por su "notable liderazgo" y compromiso personal en materia de respuesta al sida a escala nacional, regional y mundial.

"El presidente Nailatikau nos está ayudando a convertir en una realidad la visión del ONUSIDA de Cero nuevas infecciones por el VIH, Cero discriminación y Cero muertes relacionadas con el sida en todos los estados insulares del Pacífico" afirmó el Sr. Sidibé dirigiéndose a una serie de asociados en la respuesta nacional al sida, entre ellos mujeres que viven con el VIH, líderes de la juventud, altos funcionarios del gobierno y representantes de la comunidad diplomática.

El director ejecutivo de ONUSIDA aplaudió al presidente Nailatikau por apoyar aquellos esfuerzos dedicados a revisar y eliminar de la legislación las leyes punitivas que dificultan la respuesta al sida. En particular citó la decisión de 2011 en la que Fiji eliminó las restricciones de desplazamiento a las personas que viven con el VIH y la decisión de 2009 de legalizar las relaciones sexuales entre hombres.

Asimismo el Sr. Sidibé manifestó que "a través de su tesón y compromiso, ha cambiado la legislación y ha mejorado la vida de las personas vulnerables. No se trata solo de un gran beneficio para Fiji, sino también de un ejemplo importante por el que deben ilustrarse toda la región del Pacífico y el mundo".

El Sr. Sidibé animó al Presidente a aprovechar el mismo ímpetu para frenar la violencia de género, un factor de riesgo en la propagación del VIH entre mujeres de la región del Pacífico.

El presidente Nailatikau manifestó que "los estados insulares del Pacífico están enfrentándose a un posible tsunami de nuevas infecciones por el VIH, sobre todo entre mujeres y niñas" y añadió: "Me he comprometido personalmente a trabajar con ONUSIDA para asegurar que, por toda la región del Pacífico, las mujeres y las niñas no tengan que cargar con el peso de la epidemia ".

Según los últimos datos oficiales de Fiji, en 2011 hubo 53 nuevos casos registrados del VIH, el número de casos anual más alto en este país desde el inicio de la epidemia.

"A pesar de nuestros esfuerzos, un amplio y creciente número de personas en Fiji está contrayendo el VIH" afirmó el presidente Nailatikau. "Debemos intensificar nuestros esfuerzos para poder frenar esta tendencia y asegurar que se apoya y respeta a todas las personas afectadas por la epidemia."

Me he comprometido personalmente a trabajar con ONUSIDA para asegurar que, por toda la región del Pacífico, las mujeres y las niñas no tengan que cargar con el peso de la epidemia

El presidente de Fiji Ratu Epeli Nailatikau

El presidente Nailatikau siempre ha defendido y apoyado la respuesta al sida. Cuando desempeñaba el papel de presidente en la Cámara de Representantes de Fiji, fue embajador de ONUSIDA en el Pacífico y promovió de manera fuerte y activa la respuesta al sida en esta región.

El presidente Nailatikau, voz destacada en la Reunión de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre el sida en junio de 2011, pidió la eliminación de nuevos casos del VIH entre niños y cero discriminación para con la gente que vive con el VIH. Más recientemente, con motivo de distintas conferencias en la región de Asia y el Pacífico, ha animado a los gobiernos a que se comprometan con los objetivos de la Declaración Política sobre el VIH/sida de 2011.

El presidente Nailatikau manifestó que "por nuestra experiencia en Fiji, sabemos que las asociaciones entre sectores y personas proporciona fuerza y progreso. Invito a todos los asociados nacionales, entre los que se encuentran diferentes sectores del gobierno, la sociedad civil, las comunidades afectadas, las Iglesias y las organizaciones confesionales, el sector privado y otros partícipes a que se unan para acabar con la epidemia del sida en Fiji y en toda la región".

ONUSIDA se encuentra trabajando actualmente con el Gobierno de Fiji para poner en marcha las recomendaciones de la Reunión de Alto Nivel de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre el sida de junio de 2011. Algunos de los puntos clave son eliminar las nuevos casos de infección por el VIH en niños, asegurar la disponibilidad de los servicios del VIH para las poblaciones clave más afectadas y establecer un nuevo Decreto enmendado de Fiji sobre el VIH y el sida.

Fiji tiene una baja prevalencia del VIH: alrededor del 0.1% de la población adulta nacional vive con el VIH. Durante los últimos años, se han multiplicado los esfuerzos para prevenir nuevos casos de infección por el VIH en niños.

A pesar de los progresos realizados, el estigma y la discriminación en Fiji continúan bloqueando el acceso a los servicios del VIH a las personas afectadas por el VIH o que viven con este virus. Los bajos niveles de pruebas del VIH y la violencia de género son unos retos añadidos a la respuesta al sida nacional.