Actualidad

Dimite la Ministra de cooperación al desarrollo y asuntos humanitarios de Luxemburgo

03 de mayo de 2013

La ministra de cooperación al desarrollo y asuntos humanitarios de Luxemburgo, Marie-Josée Jacobs, presentó su dimisión esta semana tras cuatro años ostentando el cargo y tras dieciocho como  Ministra de asuntos familiares e inclusión social. En ese tiempo, la colaboración entre Luxemburgo y ONUSIDA se vio muy reforzada especialmente en cuestiones como la protección de los derechos humanos en el contexto del VIH. Se atendieron las necesidades y los derechos de las mujeres, y se apoyó la planificación estratégica de los países para mejorar los programas sobre el sida.

La Sta. Jacobs demostró un compromiso personal en numerosos foros de alto nivel de la ONU y en reuniones en materia de sida. Asimismo, reconoció la importancia del liderazgo estratégico de ONUSIDA. En 2012, Luxemburgo y ONUSIDA  firmaron un memorando de entendimiento para fomentar una reacción conjunta y reforzar la respuesta global al VIH.

Desde la creación de ONUSIDA, Luxemburgo ha sido uno de los socios más importantes del Programa conjunto. Situado entre los 10 principales donantes de ONUSIDA, el Gran Ducado aporta financiación con regularidad, esencial para una respuesta efectiva contra el VIH, en particular en lo referente a la igualdad de géneros, las necesidades de las mujeres y las chicas, detener las nuevas infecciones por el VIH entre los niños, y reforzar las respuestas al VIH a nivel nacional dentro de los distintos países.

 

Citas

La Sta. Jacobs ha demostrado un gran compromiso para con la respuesta global al sida, en particular en la eliminación de los estigmas y la discriminación, y la protección de los grupos más vulnerables. ONUSIDA espera que esta cooperación con Luxemburgo continúe, dado el objetivo común de cero nuevas infecciones por el VIH, cero discriminación y cero muertes relacionadas con el sida.

Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA

Luxemburgo aprecia el valor de ONUSIDA en términos de sus políticas mundiales y su contribución a ampliar las transformaciones sociales. Estos son cambios necesarios para asegurar el éxito de los ODM y movernos hacia adelante en el marco del desarrollo posterior al 2015.

Dimite la ministra de cooperación al desarrollo y asuntos humanitarios de Luxemburgo, Marie-Josée Jacobs