Comunicado de prensa

Organizaciones de todo el mundo se unen al Secretario General de las Naciones Unidas en un nuevo esfuerzo para salvar las vidas de millones de mujeres y niños

Integrar el VIH y el sida en los programas de salud para mujeres y niños es esencial para el éxito
“Uno no puede triunfar sin el otro”, afirma el Secretario General Ban Ki-moon.

Viena, 19 de julio de 2010 - Hoy, varias de las principales instituciones mundiales clave a la hora de satisfacer las necesidades de mujeres y niños están adoptando el compromiso de trabajar junto al Secretario General de las Naciones Unidas dentro de un nuevo esfuerzo mundial para salvar las vidas de más de 10 millones de mujeres y niños.  Diversas organizaciones que ayudan a mujeres, niños y personas que viven con el VIH, como ONUSIDA, UNFPA, UNICEF, la OMS, el Banco Mundial, el Fondo Mundial de lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria, y la Alianza para la Salud de la Madre, del Recién Nacido y del Niño, se han reunido con líderes de la comunidad de ONG, como Family Care International, World Vision International,  el Consejo Internacional de Organizaciones de Servicios contra el Sida, Care, Save the Children, la Federación Internacional de Planificación de la Familia y muchas otras, en un esfuerzo para mejorar la salud materna e infantil y salvar las vidas de millones de mujeres y niños.

El Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, presentó este año una nueva iniciativa, el Plan de acción conjunta para la salud materna e infantil, que parte de iniciativas existentes para promover la integración y las sinergias e identifica nuevos compromisos de todos los sectores de la sociedad en torno a la salud de mujeres y niños.  2010 ha sido denominado como un punto de inflexión, un año histórico donde el mundo puede unirse para mejorar la salud de mujeres y niños.  Sin embargo, el VIH y el sida siguen siendo una de las principales causas de muerte en mujeres y niños de todo el mundo.

Integrar el VIH y el sida en los programas de salud para mujeres y niños es esencial para el éxito

“Abordar el VIH y el sida y mejorar la salud de mujeres y niños están inextricablemente vinculados”, afirmó el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon.  “Uno no puede triunfar sin el otro".

La mitad de los adultos que viven con el VIH son mujeres, mientras que los jóvenes de entre 15 y 24 años corren un riesgo especial de sufrir enfermedades sexuales y reproductivas debido a la infección por el VIH. En todo el mundo, las dos causas principales de muertes en mujeres en edad reproductiva son el VIH y las complicaciones durante el embarazo y el parto. Asimismo, un análisis realizado recientemente indica que puede que el VIH haya aumentado los fallecimientos maternos, especialmente en África subsahariana, en prácticamente un 20%. En 2008, más de 2 millones de niños vivían con el VIH, prácticamente medio millón se infectaron y más de 250.000 murieron como consecuencia del sida.

“La respuesta al sida ya está mejorando la salud de las madres, los recién nacidos y los niños al ayudar a fortalecer los sistemas sanitarios y las respuestas comunitarias", resaltó Paul De Lay, director ejecutivo adjunto de programas de ONUSIDA. “Cuando sacamos al sida del aislamiento, podemos conseguir mejores resultados sanitarios".

“Al escuchar a las mujeres vemos que quieren acudir a un solo lugar para satisfacer sus necesidades sanitarias: la planificación familiar, la atención materna y los servicios del VIH y el sida.  Vincular la salud sexual y reproductiva y el VIH tiene sentido. Salva vidas, ofrece más servicios sanitarios por el mismo dinero y es eficaz para las mujeres”, afirmó Purnima Mane, directora ejecutiva adjunta del UNPFA, el Fondo de Población de las Naciones Unidas.

Las iniciativas de prevención del sida y de tratamiento han allanado el camino para satisfacer otras necesidades sanitarias críticas de mujeres y niños, mientras que los servicios de salud materna e infantil constituyen un punto de acceso esencial para la prevención, el tratamiento y la atención relacionados con el VIH.

“El Plan de acción conjunta para la salud de mujeres y niños representa una oportunidad fresca para ver cómo podemos ofrecer servicios integrados de atención sanitaria para mujeres y niños dentro del continuo de atención", afirmó Ann Starrs, presidenta de Family Care Internacional.  “Los promotores que trabajan en el campo de la salud materna e infantil y del VIH deben trabajar juntos para aumentar los recursos para la salud, en lugar de competir por quién se lleva la mayor porción de pastel”.

El Plan de acción conjunta para la salud de mujeres y niños

El Plan de acción conjunta supone una oportunidad histórica encabezada por el Secretario General de las Naciones Unidas para mejorar la salud de mujeres y niños, que pide que líderes internacionales, nacionales, empresariales y de la sociedad civil intensifiquen sus esfuerzos. El Plan de acción conjunta se centra en mujeres y niños porque son los motores que dirigen nuestras familias y comunidades, nuestras economías y nuestras naciones. El plan parte de iniciativas existentes y pretende estimular el progreso hacia un paquete integrado de intervenciones sanitarias que garanticen la salud de mujeres y niños.

El Plan de acción conjunto es una oportunidad histórica para unirse a un movimiento mundial cada vez mayor que conseguirá hacer historia.  Los nuevos compromisos económicos, políticos y de prestación de servicios se anunciarán durante la Cumbre sobre los Objetivos de Desarrollo del Milenio de 2010, que tendrá lugar en septiembre.

Centro de prensa

Descargar la versión imprimible (PDF)


Región/país