Comunicado de prensa

Los líderes mundiales renuevan su compromiso para con el sida, la salud y el desarrollo sostenible

(De izquierda a derecha): Ban Ki-moon, secretario general de Naciones Unidas, Paul Kagame, presidente de Rwanda; Eric Goosby, embajador y coordinador mundial de sida de los Estados Unidos; y Joseph Deiss, presidente de la Asamblea General, en el evento de jefes de Estado sobre el sida, la salud y el desarrollo celebrado en la sede de Naciones Unidas en Nueva York el 8 de junio de 2011.
Fotografía: ONUSIDA/B. Hamilton

NUEVA YORK/GINEBRA, 8 de junio de 2011—Más de 20 jefes de Estado y de Gobierno se han reunido con motivo de un evento especial centrado en el liderazgo, la cooperación y las iniciativas emprendidas a nivel nacional en lo que respecta a la respuesta al sida. Este acontecimiento, al que asistieron cerca de 400 personas, se celebró durante la Reunión de Alto Nivel de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre el sida, a fin de renovar el compromiso e identificar nuevas oportunidades en lo que concierne a la mejora de la respuesta al sida, la mejora de la salud y el logro de los Objetivos de Desarrollo de Milenio para 2015.

El presidente de Rwanda, Paul Kagame, presidió el debate, durante el cual se hizo hincapié en las diferentes vías existentes para acelerar las acciones destinadas a ayudar a los países a continuar avanzando hacia el acceso universal a la prevención, al tratamiento, a la atención y al apoyo relacionados con el VIH.

Así, el Sr. Kagame destacó tres áreas principales como puntos clave para el éxito de la respuesta al sida: el liderazgo, el sentido de iniciativa y la colaboración. "Ningún país, individuo, empresa o entidad puede ganar esta batalla por sí solo", afirmó. "Una vez que se asume un liderazgo y un compromiso adecuados en un determinado país o comunidad, los resultados comienzan a salir a la luz".

La necesidad de aumentar el acceso a los servicios para las personas más vulnerables a la infección por el VIH y el cumplimiento de los derechos humanos fueron los puntos centrales de debate. Asimismo, la capacidad de contar con un liderazgo sólido y proyectado hacia el futuro, combinado con un fuerte compromiso y una solidaridad global con respecto al VIH, se subrayaron como elementos fundamentales para avanzar en la respuesta a la enfermedad.

"Podemos conseguir que el número de muertes relacionadas con el VIH y de nuevos casos de infección por el virus sea cero", declaró el secretario general de las Naciones Unidas Ban Ki-moon. "Puede que nuestros objetivos parezcan ambiciosos, pero podemos lograrlos si permanecemos unidos".

Los líderes presentes en este evento examinaron, asimismo, el futuro de la respuesta al VIH y la importancia de invertir en los jóvenes como líderes del mañana, animándoles a participar plenamente en la respuesta al sida.

"Si queremos transformar la respuesta, debemos diseñar un nuevo programa de futuro", declaró Michel Sidibé, director ejecutivo del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida (ONUSIDA). "Podemos lograrlo, pero solo si también conseguimos que los jóvenes participen de forma activa en el liderazgo de un nuevo movimiento social en torno al sida, y si, además, garantizamos una respuesta sostenible".

Los oradores hicieron hincapié en la necesidad de superar los retos que impiden contar con una financiación predecible y sostenible. En un informe publicado antes de la Reunión de Alto Nivel sobre el sida, ONUSIDA subrayó que, para 2015, se necesitarán 22.000 millones de dólares estadounidenses para reducir a la mitad el número de nuevos casos de infección por el VIH, así como para expandir el acceso al tratamiento contra el virus. No obstante, en el informe también se recogió que la financiación internacional destinada al VIH ha sido inferior en 2010 con respecto a los datos arrojados en 2009.

"Lo que necesitamos para garantizar y proteger los derechos de las personas que viven con el VIH son recursos, mejores políticas y una buena legislación", afirmó la Sra. Anandi Yuvuarj, coordinadora regional de la Comunidad internacional de mujeres que viven con el VIH. "Todos debemos tener acceso a la prevención, el tratamiento, la atención y el apoyo relacionados con el VIH, especialmente aquellos más vulnerables a la infección por el virus".

Por otro lado, los diferentes oradores pusieron de manifiesto la necesidad de una mejora sistemática en la eficiencia y la eficacia de los gastos registrados en materia de salud y sida, y destacaron la importancia de garantizar el máximo rendimiento del dinero invertido a través de un programa sobre el VIH efectivo y eficaz. Además, se debatió acerca de la necesidad de que los países busquen nuevas vías para conseguir ingresos a partir de sus fuentes regionales, nacionales e internacionales.

Finalmente, el éxito alcanzado en las acciones de colaboración de sur a sur se apuntó como una manera eficaz de buscar nuevos paradigmas de desarrollo y compartir cualquier forma de innovación entre las diferentes regiones, a fin de acelerar la respuesta al VIH.

Los líderes asistentes a este acontecimiento prometieron aumentar sus esfuerzos para mejorar la eficiencia, la eficacia y la sostenibilidad de sus respuestas nacionales al sida, con el objetivo de seguir avanzando hacia la consecución del acceso universal a los servicios de prevención, tratamiento, atención y apoyo relacionados con el VIH.



Centro de prensa

Descargar la versión imprimible (PDF)


Contacto

ONUSIDA Ginebra
Sophie Barton-Knott
tel. +41 79 514 6896 / +41 22 791 1697
bartonknotts@unaids.org


Región/país