Declaración de prensa

ONUSIDA insta a acabar con la discriminación y garantizar el derecho a la salud, la dignidad y la seguridad en el Día de los Derechos Humanos

GINEBRA, 10 de diciembre de 2012— El Día de los Derechos Humanos es momento de recordar que la solidaridad global y la responsabilidad compartida están ampliando el derecho a la salud en todo el mundo. Más de la mitad de las personas que necesitan tratamiento antirretroviral lo están recibiendo, muchas menos personas mueren de enfermedades relacionadas con el sida, 25 países han reducido en más de la mitad las nuevas infecciones por el VIH y novedades en el tratamiento y la ciencia de la prevención del VIH prometen aún más resultados.

Pero el sida está lejos de haber terminado y persisten retos considerables para que vitales servicios relacionados con el VIH lleguen a muchas personas. Quienes viven con el VIH han luchado y han obtenido un reconocimiento extraordinario de su derecho a la no discriminación, pero aún estamos lejos de conseguir la discriminación cero en la respuesta al VIH. La discriminación relacionada con el VIH sigue afectando a muchos y todavía impide a millones de personas decidirse a hacerse la prueba del VIH y el acceso a los servicios de prevención y tratamiento del VIH.

Con programas eficaces y leyes de protección se pueden superar la discriminación y la marginación en el contexto del VIH. Pero muchos de los más afectados por la epidemia —profesionales del sexo, personas que consumen drogas, hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres y personas transgénero— siguen marginados y criminalizados, lo que les impide disfrutar de su derecho a la salud, a la no discriminación y a no sufrir violencia. Mientras que el mundo procura llegar a cero nuevas infecciones por el VIH, cero discriminación y cero muertes relacionadas con el sida, hay que duplicar los esfuerzos para hacer valer los derechos de todas las personas afectadas por el VIH. 

Este Día Internacional de los Derechos Humanos está dedicado al principio de inclusión y al derecho a participar en la vida pública. Tenemos que trabajar para garantizar que todos los miembros de la sociedad tengan la oportunidad de ejercer plenamente su derecho a la salud, la dignidad y la seguridad en un mundo con VIH.

____________________________________________________________________________

Veamos algunos elementos clave para lograr un acercamiento al VIH desde la perspectiva de los derechos:

  • En los programas de pruebas del VIH hay que incluir fuertes vínculos de apoyo a atención y el tratamiento;
  • Los esfuerzos por ampliar el tratamiento deben garantizar el acceso a los medicamentos apropiados en el momento adecuado, incluyendo los medicamentos de segunda línea, que en muchos lugares siguen siendo prohibitivamente caros;
  • Los sistemas de salud deben fortalecerse para convertirse en lugares de atención y apoyo, no de negación y discriminación;
  • Las comunidades y la sociedad civil también necesitan ser fortalecidos y dotados de recursos para trabajar en sinergia con los servicios de salud;
  • Se necesita una amplia gama de servicios de prevención del VIH, especialmente para los jóvenes, a quienes a menudo se les niega su derecho a la información y a acceder a servicios sobre el VIH y la sexualidad;
  • Las mujeres que viven con el VIH deben poder ejercer plenamente su derecho a la salud reproductiva y sexual;
  • Y las leyes punitivas deben ser sustituidas por leyes de protección.

Centro de prensa

Descargar la versión imprimible (PDF)


Contacto

ONUSIDA Ginebra
Sophie Barton-Knott
tel. +41 79 514 6896 / +41 22 791 1697
bartonknotts@unaids.org


Región/país