Declaración de prensa

Mujeres y niñas: agentes esenciales del cambio en la respuesta al sida

GINEBRA, 8 de marzo de 2012— En este Día Internacional de la Mujer, el mundo debe hacer mucho más para conseguir convertirse en un lugar donde:

  • Se trate con igualdad a mujeres y hombres, niñas y niños.
  • Las niñas puedan definir su propio futuro.
  • Los niños desafíen aquellas normas sociales que bloquean las oportunidades.
  • El VIH no robe la dignidad y los derechos de las personas.

La realidad es muy diferente:

  • Cada minuto, una joven se infecta por el VIH.
  • Al mismo tiempo, las niñas carecen de un acceso equitativo a la educación.
  • Demasiadas mujeres carecen de control sobre su economía y bienes.
  • Demasiadas mujeres siguen sin poder controlar sus cuerpos y sus vidas.

Es evidente que los gobiernos y las comunidades están fallando a mujeres y niñas. Existen pocas soluciones sostenibles que las capaciten para que se protejan del VIH, la violencia y la pobreza, algo absolutamente inaceptable en un mundo que puede hacerlo mucho mejor.

Las mujeres y las niñas emancipadas son agentes esenciales del cambio a la hora de reducir la epidemia. Si la sociedad invierte en su salud, es posible que alcancen el futuro que desean.

Por ello, ONUSIDA da prioridad a la igualdad de género y exige tolerancia cero ante la violencia. Juntos conseguiremos el futuro que anhelamos: cero nuevas infecciones por el VIH, cero discriminación y cero muertes relacionadas con el sida en mujeres y niñas.