Comunicado de prensa

ONUSIDA informa de un descenso de más del 50% en los casos de nuevas infecciones por el VIH en 25 países, a tan solo 1000 días para que los países deban haber cumplido los objetivos mundiales en materia de sida

Además, el número de personas que tienen acceso a la terapia antirretrovírica aumentó en un 63% en los últimos 24 meses, y las muertes relacionadas con el sida cayeron en más de un 25% entre 2005 y 2011 a nivel mundial.

GINEBRA, 20 de noviembre de 2012—El nuevo Informe del Día mundial del sida 2012 - Resultados, elaborado por el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida (ONUSIDA) muestra que la rapidez sin precedentes con la que se ha mejorado la respuesta al sida está dando resultados. El informe indica que, en 25 países de ingresos bajos y medios, de los cuales la mitad se encuentran en África subsahariana, la región más afectada por el VIH, se ha logrado una reducción de más del 50% en los casos de nuevas infecciones por el VIH.

En algunos países, en los que se registran los índices de prevalencia del VIH más altos del mundo, las cifras relativas a las nuevas infecciones han descendido exponencialmente desde 2001; en Malawi, un 73%; en Botswana, un 71%; en Namibia, un 68%; en Zambia, un 58%; en Zimbabwe, un 50%; y en Sudáfrica y Swazilandia, un 41%.

Además de celebrar los resultados obtenidos en materia de prevención del VIH, África subsahariana ha conseguido reducir en un tercio las muertes relacionadas con el sida en los últimos seis años, así como aumentar el número de personas con acceso al tratamiento antirretrovírico en un 59% tan sólo en los dos últimos años.

"El ritmo de progreso es cada vez mayor: lo que antes se conseguía en una década, ahora se logra en 24 meses", declaró Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA. "Estamos mejorando de una forma mucho más rápida e inteligente que antes. Es una muestra de que, con voluntad y cumplimiento políticos, podemos lograr la consecución de nuestros objetivos comunes para 2015".

Sudáfrica, por ejemplo, consiguió aumentar el acceso al tratamiento del VIH en un 75% en los últimos dos años, mejora gracias a la cual 1,7 millones de personas pudieron acceder al tratamiento. Consecuentemente, los índices de nuevas infecciones por el VIH descendieron en más de 50 000 en tan solo dos años. Durante este mismo periodo, Sudáfrica también aumentó la inversión nacional destinada al sida a 1 600 millones de dólares estadounidenses: la cantidad más elevada de todos los países de ingresos bajos y medios.

Asimismo, el informe señala que los países están asumiendo una responsabilidad compartida aumentado la inversión nacional. Entre 2001 y 2011, más de 81 países aumentaron en un 50% su inversión nacional. Estos nuevos resultados llegan a tan solo 1000 días para que la respuesta al sida agote su tiempo para poder cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio, así como los objetivos para 2015 establecidos en la Declaración Política de las Naciones Unidas sobre el VIH y el sida.

Descenso en las nuevas infecciones por el VIH en niños

El área en la que quizás se haya logrado un avance más significativo es en la reducción de las nuevas infecciones por el VIH en niños. En los últimos dos años, la mitad de las reducciones registradas a nivel mundial en los índices de nuevas infecciones por el VIH se han dado en niños. "Cada vez parece más claro que es posible conseguir cero nuevas infecciones en los niños", afirmó el Sr. Sidibé. "Me complace saber que muchos menos bebés nacen con el VIH. Estamos pasando de la desesperanza a la esperanza".

En los últimos dos años, las nuevas infecciones por el VIH en niños descendieron en un 24%. En seis países (Burundi, Kenya, Namibia, Sudáfrica, Togo y Zambia), el número de niños que han contraído la infección por el VIH ha caído en al menos un 40% entre 2009 y 2011.

Menos muertes relacionadas con el sida

El informe revela que la terapia antirretrovírica se está consolidando como una poderosa fuerza de cambio para salvar vidas. En los últimos 24 meses, el número de personas con acceso al tratamiento ha aumentado en un 63% a escala mundial. En África subsahariana, una cifra récord de 2,3 millones de personas ha podido acceder al tratamiento. China, por su parte, ha logrado un aumento en el acceso al tratamiento de aproximadamente el 50% en tan solo el pasado año.

En 2011, se registraron más de 500 000 muertes menos que en 2005. Los índices de descenso más altos relativos a las muertes relacionadas con el sida se están registrando en países en los que la presencia del VIH es más fuerte. Sudáfrica ha visto 100 000 muertes menos que en 2005; Zimbabwe, cerca de 90 000; Kenya, 71 000; y Etiopía, 48 000.

De la misma manera, se han conseguido importantes logros en la reducción de casos de muerte por sida relacionados con la tuberculosis en personas que viven con el VIH. En los últimos 24 meses, se ha experimentado un descenso de un 13% en las muertes por sida relacionadas con la tuberculosis. Estos logros se deben a un aumento del 45% en el acceso al tratamiento, que ha dado lugar a que una cifra sin precedentes de personas que viven con el VIH y tuberculosis tengan acceso a la terapia antirretrovírica. En el informe, con todo, se reconoce que es necesario trabajar más para reducir las muertes por sida relacionadas con la tuberculosis.

Más inversión

El informe indica que los países están aumentado las inversiones destinadas a la respuesta al sida, a pesar del difícil clima económico actual. La brecha mundial en cuanto a los recursos que se necesitan anualmente para 2015 es de un 30%. En 2011, se disponía de 16 800 millones de dólares estadounidenses, y se necesitan entre 22 000 y 24 000 millones.

En ese mismo año, por primera vez en la historia, las inversiones nacionales realizadas por los países de ingresos bajos y medios superaron la donación mundial destinada al VIH. No obstante, la asistencia internacional, que se ha mantenido estable en los últimos años, continúa siendo un recurso vital para numerosos países. En 26 de los 33 países de África subsahariana, el apoyo de los donantes representa más de la mitad de las inversiones en materia de VIH. Estados Unidos proporciona un 48% de toda la asistencia internacional para el VIH, y junto con el Fondo mundial de lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria, realiza la mayor parte de las inversiones destinadas al tratamiento del VIH. Con todo, los países deben tomar medidas para reducir su alta dependencia de la ayuda internacional para los programas de tratamiento del VIH.

Faltan 1000 días

Aproximadamente 6,8 millones de personas necesitan tratamiento y no tienen acceso a él. ONUSIDA calcula que, además, 4 millones de parejas serodiscordantes (en las que una de las personas vive con el VIH) podrían beneficiarse del tratamiento contra el VIH para protegerse de la infección por el virus.

De los 34 millones de personas que viven con el VIH, cerca de la mitad desconocen su estado serológico respecto al VIH. El informe indica que, si más personas conociesen su estado, acudirían a los servicios relacionados con el VIH.

Por otro lado, urge mejorar las tasas de retención en cuanto al tratamiento del VIH, reducir los costes de los tratamientos de segunda y tercera línea, y explorar nuevas formas de expandir y mantener el acceso al tratamiento, tales como la producción nacional de los medicamentos y la apuesta por recursos de financiación innovadores.

A pesar de que se ha avanzado notablemente en los esfuerzos por acabar con las nuevas infecciones por el VIH, la cifra total de nuevas infecciones por el virus (2,5 millones en 2011) sigue siendo elevada. El informe señala que, para seguir reduciendo los casos de nuevas infecciones por el VIH, es necesario aumentar la provisión de servicios de prevención del VIH combinados. Por ejemplo, a través de la circuncisión masculina médica voluntaria, sería posible prevenir aproximadamente una de cada cinco nuevas infecciones en África oriental y meridional para 2025.

Asimismo, en el informe se indica que el VIH sigue afectando de una manera desproporcionada a los profesionales del sexo, a los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, y a los usuarios de drogas inyectables. Por lo general, los programas de prevención y tratamiento del VIH están siendo incapaces de llegar a estos grupos de población clave.

"ONUSIDA se centrará en apoyar a los países para acelerar el acceso a las pruebas y el tratamiento del VIH. Ahora que sabemos que es posible mejorar la cobertura de una forma rápida y eficaz, tenemos que trabajar más para ofrecer a las poblaciones clave servicios básicos relacionados con el VIH", declaró el Sr. Sidibé.

Centro de prensa

Descargar la versión imprimible (PDF)


Contacto

ONUSIDA Ginebra
Sophie Barton-Knott
tel. +41 79 514 6896 / +41 22 791 1697
bartonknotts@unaids.org


Región/país



Publications


Multimedia