Comunicado de prensa

ONUSIDA hace un llamamiento a la responsabilidad compartida para cerrar la brecha en inversión para el sida en los países francófonos

Un nuevo informe destaca el progreso y las diferencias en la respuesta al sida, y solicita mayores inversiones por parte de países y donantes

KINSHASA, RDC, 12 de octubre de 2012Los estados miembros de la Organización Internacional de la Francofonía (OIF) han avanzado hacia los objetivos de la Declaración política sobre el VIH/sida de 2011 de las Naciones Unidas, según un nuevo informe de ONUSIDA titulado "Punto de decisión sobre la Francofonía: Detener las nuevas infecciones por el VIH y garantizar el tratamiento para todos" (Decision Point La Francophonie: No new HIV infections, no one denied treatment). Los resultados varían mucho y, en los países de la OIF en el África subsahariana, el progreso es menor en cuestiones clave como la prevención de nuevas infecciones por el VIH en niños y la ampliación de tratamientos para el VIH.

"El fin de la epidemia mundial del sida parece una meta alcanzable", menciona el ex primer ministro Abdou Diouf, secretario general de la Francofonía. Y añade: "Este informe revela que los frutos del éxito no se encuentran distribuidos de manera equitativa en el mundo francófono, lo que demuestra que las principales desigualdades existen tanto en la Francofonía como en el resto del planeta".

A partir del 2015 se necesitarán un total de 2.600 millones de dólares al año para reforzar la respuesta al sida en los países de la OIF del África subsahariana, según este informe publicado en la víspera de la XIV Cumbre de la Francofonía. Teniendo en cuenta las tendencias en inversión actuales, la brecha de financiación estimada para el sida para estos países será de 1.500 millones de dólares. Según el informe, para cerrar esta brecha se necesitará un aumento considerable de las inversiones tanto de donantes internacionales como de países.

"La comunidad internacional debe cumplir con su compromiso por el África de habla francesa, y los países francófonos de ingresos altos deben tomar la iniciativa", afirmó el Sr. Sidibé. "Al mismo tiempo, los países francófonos de ingresos bajos y medios también deben incrementar su parte de inversión basándose en la fortaleza económica y en la carga de la enfermedad".

Reducir las diferencias

Según este informe, los países de la OIF del África subsahariana de ingresos bajos y medios tienen la capacidad de aumentar los recursos nacionales para el sida. Pueden hacerlo mediante el incremento de la financiación sanitaria a la par del crecimiento económico, así como mediante la redistribución de los recursos para el VIH según la carga de la enfermedad de cada país.

En base a estos supuestos, los países de la OIF del África subsahariana podrían aumentar el gasto nacional al año para el sida en al menos 120 millones de dólares para el 2015, lo que supondría un incremento del 70% frente a los niveles de financiación actuales. El informe hace un llamamiento a los asociados internacionales para que completen el vacío de inversión restante de alrededor de 1.400 millones de dólares (un aumento del 160% frente a los compromisos de financiación actuales).

Tratamiento del VIH

Alrededor de 826.000 personas en países de ingresos bajos y medios recibieron tratamiento para el VIH en el 2011, un gran aumento frente a las tan solo 26.000 personas en 2003. Gracias a la ampliación del acceso al tratamiento del VIH en países de la OIF se produjo un descenso de casi un 30% en las muertes relacionadas con el sida entre 2004 y 2011.

A pesar del encomiable progreso, se calcula que todavía unas 970.000 personas esperan la obtención del tratamiento para el VIH en los países de la OIF, representando un 14% de la brecha del tratamiento mundial. Asimismo, existen grandes desigualdades en la cobertura del tratamiento: dos estados miembros de la OIF, Rwanda y Camboya, han alcanzado más del 80% de la cobertura del tratamiento antirretrovírico, mientras que otros países solo cuentan con menos del 5%.

Los países de la OIF del África subsahariana en su conjunto lograron un 43% de cobertura para el tratamiento del VIH en 2011, mientras que los países de la región que no pertenecen a las OIF obtuvieron un 59%. Entre los países de la OIF de la región, una de cada cinco mujeres embarazadas que viven con el VIH tiene acceso al tratamiento antirretrovírico para su propia salud, y solo el 15% de los niños que reúnen los requisitos para el tratamiento lo reciben actualmente.

Prevenir nuevos casos de infección por VIH entre los niños

Los programas que tienen como objetivo prevenir nuevos casos de infección por VIH entre los niños están ganando terreno en el África subsahariana. Entre los países de la OIF de la región, se calcula que hubo un descenso del 34% en nuevos casos de infección por VIH entre 2005 y 2011, de 73.000 casos a 48.000.

A pesar del progreso conseguido, se estima que 450.000 niños viven con el VIH en estados miembros de la OIF del África subsahariana de ingresos bajos y medios.  Asimismo, la cobertura de medicamentos para prevenir la transmisión del VIH de mujeres embarazadas a sus hijos en estos países sigue siendo baja (un 36 %). Si se compara con el 62% de cobertura que obtienen los países de la región que no pertenecen a la OIF, podemos comprobar que hay grandes diferencias entre unos y otros.

Una ruta para acelerar el progreso

En la conferencia de prensa de hoy, el director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé, instó a los líderes francófonos de todo el planeta a conseguir avances en la respuesta al sida para los estados miembros de la OIF. "Es hora de que la Francofonía tome decisiones", manifestó Michel Sidibé. "Nuestras acciones pueden ser loables, pero no nos llevarán a la línea de meta. Debemos redoblar nuestros esfuerzos para la respuesta al sida y actuar con decisión", añadió.

La Ruta para la responsabilidad compartida y solidaridad mundial (Roadmap on Shared Responsibility and Global Solidarity) de la Unión africana ha definido para los 29 países francófonos de África los pasos necesarios para la financiación, la gobernanza sanitaria y el acceso a los medicamentos para ayudar a que otros países encuentren soluciones duraderas y sostenibles para el VIH. La Ruta, puesta en marcha con el liderazgo del Presidente Boni Yayi de Benin, se aprobó en julio de 2012 por los jefes de estado y de gobierno africanos.

En 2011, se calculó que 3,1 millones de personas vivían con el VIH en países de la OIF en el África subsahariana de ingresos bajos y medios, lo que supondría un 10% del total a nivel mundial. La prevalencia del VIH varía mucho entre los países miembros del África subsahariana, desde menos del 0.3% hasta el 5% en la población adulta.

Centro de prensa

Descargar la versión imprimible (PDF)


Contacto

ONUSIDA Ginebra
Saira Stewart
tel. +41 22 791 2511
stewarts@unaids.org


Contacto

ONUSIDA Abuja
Jeanne Seck
tel. +221 77 56 50 235
seckj@unaids.org


Región/país



Publicaciones