Actualidad

Papua Nueva Guinea: el carácter central de un enfoque multisectorial para la respuesta al sida

06 de junio de 2014

Papua Nueva Guinea tiene la mayor prevalencia de VIH de toda Oceanía (0,5% en el año 2012) y está experimentando una concentración de la epidemia en grupos de población clave y en ciertas zonas geográficas. Durante una visita oficial al país, la directora ejecutiva adjunta de ONUSIDA, Jan Beagle, se reunió con varias de las partes interesadas, incluidos representantes del gobierno, parlamentarios, asociados para el desarrollo, la sociedad civil, el sector privado y organizaciones de carácter religioso. Con ello se pone de relieve que uno de los puntos fuertes del movimiento contra el sida a nivel mundial ha sido su capacidad para construir coaliciones de partes interesadas a través de disciplinas y sectores. "El sida es mucho más que un tema de salud, es una cuestión de desarrollo, de derechos humanos y de género. Para llegar a cero en Papua Nueva Guinea, necesitamos el poder de una coalición de todos los sectores para garantizar que nadie se quede atrás", dijo la Sra. Beagle durante una reunión con miembros de grupos de trabajo parlamentarios sobre el VIH y la población y el desarrollo sostenible.

En la provincia de Hela, la Sra. Beagle vio de primera mano el trabajo de la fundación Oil Search Health Foundation. La fundación, en colaboración con el gobierno, la sociedad civil y las comunidades, proporciona servicios relacionados con el VIH y está utilizando al mismo como punto de entrada para unos resultados más amplios tanto de salud como de desarrollo. Se trata del ejemplo de una asociación público-privada que proporciona servicios de calidad de manera rentable en un entorno difícil.

Las mujeres están muy poco representadas en todos los niveles del gobierno (sólo tres mujeres forman parte del parlamento nacional), lo que limita su poder a la hora de influir en las políticas públicas a todos los niveles. La violencia contra las mujeres es extremadamente alta, y se estima que la experimentan dos tercios de ellas. ONU Mujeres, como parte de su iniciativa mundial Ciudades Seguras, fomenta un entorno de trabajo más seguro para las mujeres en dos mercados piloto en el Distrito Capital Nacional de Papua Nueva Guinea, donde el 80% de los vendedores del mercado son mujeres. De esta manera, les permiten mantener sus ingresos seguros y también estar más seguras físicamente. En los mercados, se está mejorando la infraestructura, se han renovado los puestos de mercado y se ha dispuesto agua corriente potable. Se están poniendo en marcha nuevos e innovadores métodos que no involucren dinero en efectivo para el cobro de las cuotas con el fin de evitar la extorsión y el robo. Además, se han establecido asociaciones de vendedores de mercado, así como un sistema de derivación de los pacientes en los mercados piloto para los supervivientes de la violencia familiar y sexual. Con el apoyo de ONUSIDA, las clínicas móviles de salud se establecerán en estos mercados piloto para proporcionar servicios básicos de salud, incluidos los servicios relacionados con el VIH.