Informe

Consulta de ONUSIDA sobre el VIH y los derechos humanos de las personas LGBTI

16 de mayo de 2014

La capacidad de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI) para evitar la infección por el VIH o para vivir con el virus de la mejor forma posible se ha visto muy amenazada recientemente cuando varios países han endurecido las penas contra estas poblaciones muy estigmatizadas ya de por sí. Para hacer frente a esta apremiante situación y para analizar formas concretas de seguir adelante, ONUSIDA convocó una consulta informal para tratar cuestiones políticas y estratégicas en Ginebra los días 15 y 16 de mayo.

A nivel mundial, los homosexuales y otros hombres que tienen relaciones sexuales con hombres son 13 veces más propensos a contraer el VIH, mientras que las personas transgénero lo son 19 veces más. Además, los resultados de varios proyectos de seguimiento muestran que en los lugares donde ha habido un endurecimiento de las penas contra la población LGBTI, también ha habido un aumento del miedo en las comunidades y una mayor preocupación ante la posibilidad de que los trabajadores sanitarios pudiesen delatarlos. Asimismo, se han incrementado los episodios en los que bandas organizadas amenazan y extorsionan a las personas debido a su orientación sexual, y se ha producido un mayor número de agresiones físicas.

El objetivo de la consulta era desarrollar estrategias para responder a los diversos retos en materia de salud y derechos humanos relacionados con el VIH a los que se enfrentan las personas LGBTI. Se analizó la posibilidad de realizar intervenciones de prevención y gestión de crisis a menor plazo, así como las políticas y programas sostenibles para mejorar el acceso a los servicios de salud para las comunidades LGBTI a largo plazo.

Participantes

El encuentro internacional reunió a ejecutores, activistas, líderes religiosos, defensores de los derechos humanos, donantes y representantes de organizaciones de las Naciones Unidas de países y regiones de todo el mundo, incluyendo el Caribe, India, Kenya, Nigeria, Federación de Rusia, Suiza, Uganda, Estados Unidos de América y Zambia.

Resultados clave

  • Los participantes describieron la situación social, legal, de salud y seguridad de las personas LGBTI como una crisis a escala mundial que requiere soluciones a escala mundial, al mismo tiempo que hay que tener en cuenta las oportunidades y los desafíos nacionales, culturales y sociales.
  • Los participantes pidieron a ONUSIDA que ayude a contrarrestar los mitos y conceptos erróneos generalizados que fomentan los enfoques punitivos y el estigma.
  • Los participantes también le pidieron a ONUSIDA que se pronuncie en contra de la discriminación en las comunidades y en los servicios de salud, la cual actúa como un fuerte agente disuasorio para que las personas tengan acceso a los servicios de VIH. 
  • Resulta necesario construir coaliciones amplias, sobre todo a nivel nacional, entre los grupos religiosos, las instituciones académicas, las redes de mujeres y otros defensores de los derechos humanos que trabajan en contra de la marginación y la exclusión por motivos de raza, etnia, religión, etc.
  • Es necesario apoyar más y vincularse con las instituciones regionales, incluyendo la Comisión Africana sobre Derechos Humanos y de los Pueblos y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que trabajan en cuestiones de derechos LGBTI y salud.

Citas

"Me identifico como hombre abiertamente homosexual en India, y la reciente sentencia del Tribunal Supremo ha criminalizado mi existencia. Esto significa la ruina para una respuesta continua del VIH entre los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres y la población transgénero".

Pallav Patankar, Humsafer Trust

Citas

"Estamos trabajando contra una profunda y desafiante cultura de la violencia y la desigualdad".

Carolyn Gomes, Coalición Caribeña de Comunidades Vulnerables