Reportaje

Sudáfrica: Los jóvenes liderarán una nueva ola de movilización comunitaria e incidencia política

24 de mayo de 2013

Jóvenes participantes en el taller de trabajo de ONUSIDA.
Fotografía: ONUSIDA

Los jóvenes sudafricanos se enfrentan al desafío de crear un movimiento para superar el impacto que la epidemia de sida está teniendo en sus vidas.

Cuestiones como el sexo comercial y las relaciones intergeneracionales, el abuso de sustancias y la alta tasa de embarazo en adolescentes, son solo algunos de los muchos factores que exponen a los jóvenes a un riesgo de infección por el VIH aún mayor que el de la población que se encuentra en otro rango de edad.

Recientemente, ONUSIDA reunió en Johannesburgo, Sudáfrica, a jóvenes de todo el país para discutir de qué manera se puede empoderar a los jóvenes para que tomen las riendas de la respuesta al sida. La conversación se basó en la aplicación de la estrategia CrowdOutAIDS, la política de recomendaciones liderada por jóvenes de la Secretaría de ONUSIDA, en el contexto sudafricano.

“La estrategia de ONUSIDA CrowdOutAIDS centra su atención en los jóvenes: ellos son parte del proceso en términos de participación y compromiso", afirmó Bruce Dube, director de Youth Village, un portal de Internet dirigido a este sector de la población. "Cada joven puede contribuir, no necesariamente a grandes niveles. Ellos tienen el poder de llevar a cabo cambios en sus propias comunidades", añadió.

Los jóvenes activistas sudafricanos han identificado los elementos clave sobre los que hay que actuar: acabar con los altos niveles de estigma y discriminación existentes; aumentar la disponibilidad de servicios e instalaciones adaptadas a las necesidades de los jóvenes; y crear oportunidades para desarrollar soluciones impulsadas por este sector de población.

En las discusiones que tuvieron lugar en el taller de trabajo quedó claro que los jóvenes están deseando crear espacios en los que poder reunirse y crear diálogo no solo sobre retos, sino especialmente sobre qué soluciones están en sus manos", afirmó la coordinadora de ONUSIDA en el país, la Dr. Catherine Sozi.

Los participantes en el taller exploraron las maneras de reforzar la movilización comunitaria y la incidencia política liderada por jóvenes para aumentar la demanda y el suministro de servicios del VIH para todos los jóvenes, independientemente de su estado serológico, orientación sexual o identidad sexual. Los jóvenes activistas también reforzaron sus competencias para liderar de forma efectiva a nivel nacional y provincial. Además, tuvieron la oportunidad de compartir ideas sobre cómo mejorar el acceso a la información relacionada con el VIH, sobre todo a través de tecnologías digitales, y cómo forjar redes estratégicas entre ellos y sus respectivas organizaciones juveniles. El taller llevará al desarrollo de un plan de acción, utilizando la estrategia CrowdOutAIDS como guía para futuras actividades.

“El activismo del VIH no es parte del estilo de vida joven: debemos cambiar ese concepto e incorporarlo a todas las facetas de nuestras vidas", enfatizó el Sr. Dube.